Estudio confirma que las hermanas mayores son más propensas a la obesidad

0

La primogénita suele tener ciertos privilegios que la hermana menor probablemente no tiene, por ejemplo, muchas veces las hermanas de menos edad, estrenan en pocas ocasiones porque heredan juguetes, ropa y otros accesorios de parte de la que nació primero. Sin embargo, un estudio reciente ha confirmado que no todo es color de rosa para la hermana mayor pues, el sobrepeso podría ser una de las cuestiones negativas de ser la primogénita.

El estudio en cuestión se publicó en el Journal of Epidemiology & Community Health y para este se tomaron en cuenta registros médicos de trece mil parejas de hermanas, concluyéndose que, el 40 % de las hermanas mayores eran más propensas de sufrir obesidad. De igual manera, un 29 % tenían más probabilidades de tener sobrepeso.

Asimismo, la investigación arrojó que la hermana mayor suele ser un tanto más grande al nacer que su hermana menor, así como, más alta en su adultez y con mayor probabilidad de aumentar su masa corporal al salir embarazada.

hermanas abrazadas
Varios aspectos pueden influir en el hecho de que la mayor generalmente sea más robusta | Foto vía: actitudfem

Hay varias teorías que fundamentan el que la hermana mayor tenga generalmente más peso, por ejemplo, algunas madres son más rigurosas al alimentar a la primera hija, en otros casos, al ir creciendo, las hermanas generan mayor complicidad y puede ocurrir que la hermana mayor para proteger a la menor, acepte comerse todo lo que la menor rechace solo para que esta no sea regañada o descubierta por sus padres.

Quizás también te interese leer: Firulais Baila El Exitoso Tema De Reggaetón Runaway Y Se Vuelve Viral

Sin embargo, la explicación científica es la cantidad de sangre que llega a la placenta durante el embarazo, lo cual varía entre el primer embarazo y el resto. Lo cierto es que, teniendo a este estudio como referencia, si eres una hermana mayor, tal vez quieras por si las dudas, esforzarte un poco más en tu rutina de ejercicios o cuidar mucho más lo que comes, es decir, mantener una alimentación más balanceada, libre de grasas y harinas, por ejemplo.

De esta manera, seguramente no habrá nada que temer y podrás conservar tu figura radiante sin importar si naciste antes o después que tus hermanos.

También Podría Interesarte:

Deja un Comentario ...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.