10 puntos para saber si tu pareja es una persona tóxica

0

¿No sabes si tienes una relación tóxica en tu vida? Las relaciones tóxicas son muy dañina en el plano mental, emocional y espiritual. Siempre se definen por los factores del miedo y la sumisión. En este artículo te dejo 10 puntos para que puedas identificar si tu relación es o está convirtiéndose en una relación tóxica. 

1. No te puedes expresar libremente

Una persona tóxica se ofende con facilidad. Tienes que tener mucho cuidado con lo que dices y hacer, porque la otra persona se puede molestar así que siempre estás poniendo en tela de juicio que debes decir o responder ante una pregunta.

2. Tus metas no importan 

Alguien envuelto en una relación tóxica por lo regular tiene que dejar de lado sus intereses. Las metas de tu pareja se convierten en tus metas, ya que a una persona tóxica no le gusta que su pareja sea una persona emprendedora. Para ellos eso significa menos control sobre la otra persona. 

3. No tendrás energía

Los problemas de pareja, te van a causar niveles altos de estrés que al ser parte de la vida cotidiana. Lo que sucederá es que provocarán un fatiga constante, y estarás agotado física, mental y emocionalmente. Esto será otro reto para llevar una rutina sana y productiva en la que puedas hacer ejercicio, perder peso o realizarte en tu plano laboral.

4. Controlará hasta tus amistades 

Notarás que amigos se empiezan a ir de tu vida o te ves en la “obligación” de tener que dejar de hablar con algunos de ellos. Una pareja tóxica te va a hacer de alguna manera que dejes de hablar con amigos, ya sea por celos, por que no le caen bien o simplemente porque “es lo mejor para ti”. Ahora tus amistades serán prácticamente las que tu pareja elija.

5. Baja tu auto estima con bromas y burlas 

Te sentirás atacado constantemente con bromas, indirectas o comparaciones. Las burlas pueden ir desde acerca de tu físico hasta menospreciar tus logros, diciendo cosas como que: “era fácil y que cualquiera con un poco de esfuerzo lograría lo que tú pudiste”. El objetivo es ponerte en un lugar de baja autoestima, ya que en ese punto las personas son más fáciles de manipular.

6. Tú tienes la culpa, ellos no 

Una persona tóxica no va a aceptar la responsabilidad en ninguna discusión. Para ellos: “Tú eres siempre el problema y ellos solo reaccionan como cualquier persona lo haría”. Te vas a ver en situaciones que vas a tener que pedir perdón por una discusión que ni siquiera empezaste, pero la otra persona no tendrá nada de qué disculparse. Y si existe una disculpa sera en el momento que sientan que estás decidido o decidida a dejar la relación.

7. Celos, sospechas y paranoias 

Si estás en una relación tóxica. Es muy probable que termines en un problema, solo porque alguien te volteo a ver o volteaste a ver a alguien en la calle. Los celos es algo muy común en las relaciones. Pero en una relación tóxica estos saltan la línea. Una persona tóxica tendrá celos de amigos, familiares y hasta desconocidos. 

8. No sentirás apoyo 

Te sentirás solo e incomprendido. Tu pareja no estará al pendiente de tus necesidades, siempre te dirá que tienes su apoyo, pero en los momentos clave te dejara a tu suerte. Te dirá cosas como: “esas son tus consecuencias” o “que quieres que haga si es tu problema”. Y simplemente no te ayudará mucho a salir de este problema. 

9. El pasado es su arma más letal

Se justifican de muchas cosas usando el pasado y recuerdan momentos que tu tal vez no recuerdes. Esto con el fin de reprocharte cosas. Usan también el pasado como escudo cuando a ti te moleste algo que tu pareja hace, te recordara algún momento del pasado aunque sea remoto en donde tú hiciste algo parecido y así no puedas decir nada ante su acción. 

10. Te volverás una persona sumisa

Como punto final. Tu comportamiento cambia a una actitud más sumisa. Este es el estado en el que una persona tóxica quiere a su pareja. Así simplemente puede tener un “esclavo a su disposición”. Tú terminas cediendo a ir a donde tu pareja quiere, a hablar con quien tu pareja quiere, y en el peor de los casos tener los pasatiempos que tu pareja quiere, dejando a un lado lo que a ti te gustaba hacer antes.

Una relación tóxica y una relación abusiva son diferentes aunque se parecen mucho. Digamos que una relación tóxica no cruza la línea del abuso pero si se puede quedar a un paso de el. Y puede crear un daño a largo plazo en tu autoestima y tu confianza. 

¿Te suena alguno de estos puntos o conoces a alguien que pase por algo así? Comparte este articulo con tus amigos, y tal vez puedas ayudar a alguien a darse cuenta que está en una relación tóxica. Sigue en sintonia para mas contenido como este.

También podría gustarte

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.