La abuela materna es la figura del amor más puro que existe

0

La mayoría de las personas que tienen la fortuna de conocer y compartir con sus abuelos pueden disfrutar de un nexo maravilloso. La figura de la abuela en particular, es una de las más tiernas y conmovedoras que existe. Y es que, tal parece que el amor que siente una madre por sus hijos, la abuela lo siente al doble, llegando a demostrar una paciencia superlativa y una complicidad absoluta con tal de ver a sus nietos felices.

Y es que, la mayoría de las mujeres deben dividirse entre una gran diversidad de roles cuando están ejerciendo la maternidad, por lo que, aun cuando se esfuercen en gran medida por ser las mejores madres para sus hijos, no siempre el tiempo les es favorable. Pues, las demás ocupaciones y preocupaciones regulares del día a día, puede que les resten energías.

En cambio, para las abuelas, ese período de fuerte actividad ya ha pasado. Así es que, tienen mayor disposición de tiempo y por supuesto, también más sabiduría para saber relajarse y disfrutar más tranquilamente de los hermosos momentos.

En resumidas cuentas, las abuelas pueden dedicarse más a consentir en gran medida a sus nietos, como si la vida les diera nuevamente la oportunidad de ser madres pero a una edad en la que ya hay más sosiego, más tiempo, mayor serenidad y todo el amor duplicado para dar.

Para las abuelas, ya no hay tiempo de discusiones, solo de amar, por eso puedes sentir sus múltiples demostraciones de cariño, en cada gesto, palabra y abrazo. Puede que te de algún consejo, pero siempre desde la pureza de una buena intención, pues es la persona que solo desea que alcances tus sueños de manera exitosa, aunque a ella no le alcanzara la vida para verlo.

Aun así, siempre estarán pidiendo que todo lo que te pase sea para tu felicidad y que las tristezas en tu vida se disipen rápido para que no pierdas el tiempo en sinsabores.

Quizás también te interese leer: Recién Salida Del Comal Alejandro Fernández Y Calibre 50

Las abuelas son indudablemente esa hermosa compañía que algunos nietos tienen la fortuna de disfrutar durante su infancia, y cuyo amor va creciendo con nosotros si tenemos la gran dicha de seguir contando con su presencia en nuestra juventud. El amor de una abuela es incomparable e infinito y cuando deben irse, su vacío no lo llena nadie jamás, pero su hermoso recuerdo, nos acompañará para siempre.  

También podría gustarte

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.