Dejar de Complacer a los demás es la clave de la felicidad

0

Multitud de personas pasan la vida tratando de descubrir qué es lo que requieren para ser realmente felices. Algunos se inclinan por bienes materiales, otros por alcanzar metas como graduarse, casarse, tener una familia, entre otros. Pero en el camino, hay quienes que con la visión de servir a los demás, caen en el gran error de agradar y cubrir exclusivamente las necesidades de otros, pues esto genera cierto grado de satisfacción y aprobación social que tiende a confundirse con el verdadero concepto de la felicidad.

Y es que, la sensación de querer hacer felices a otros complaciendo todas sus exigencias, puede ser una emoción innata de la naturaleza del ser humano. De hecho, desde la infancia se busca ser aceptado socialmente por padres, amigos, profesores, a través de un buen comportamiento, altas calificaciones, adaptación a los juegos o gustos de los otros niños de su entorno.

No obstante, esto no quiere decir que sea esta precisamente la clave para ser feliz, ni tampoco que debemos llevar de por vida la visión de que para poder ser aceptados y amados hay que hacer los que otros quieren. Pues para alcanzar dicho estado de plenitud, no podrían dejarse a un lado nuestros sueños, querencias, gustos, aficiones y muchos menos, las propias necesidades.

Vivir con sindrome de complacer a los demás
Vivir con el síndrome de complacer a los demás en lugar dar felicidad, trae a la larga sentimientos de tristeza, frustración, angustía… | foto vía pexels

Entonces ¿Qué se debe hacer para ser feliz?

En esencia, aprender a tomar decisiones en beneficio propio, siempre y cuando no se perjudique a otros. Se trata de encontrar el balance entre el bienestar de sí mismos como prioridad y el de los demás en segundo plano. Y es que es ley de vida que para ser amado por otros, hay que irradiar amor propio. Así como también, es un hecho que para alcanzar el éxito y lograr ser un líder en cualquier ámbito de la vida, es imprescindible conservar tu identidad, atendiendo así las propias ambiciones, expectativas y metas.

La clave de la felicidad
La clave de la felicidad reside en la persona en sí, en tomar decisiones en base a las necesidades y el amor propio | foto vía pexels

Esto quiere decir, que al tomar una decisión, antes de dar un “sí” o un “no” debes analizar las ventajas y desventajas que trae consigo, teniendo como frente que lo más importante eres tú, y eso no significa que eres egoísta o mala persona, sino que no tiene sentido pasar la vida depositando toda nuestra energía en terceros, cayendo en el síndrome de complacer a los demás para sentir aprobación, pues esto a la larga conlleva a la infelicidad, frustración, angustia, entre otros sentimientos negativos.

¡Recuerda entonces que la clave de la felicidad no reside en otros, sino en ti mismo!

También podría gustarte

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.