Esta nota no es para todo el mundo

0

Te reto a pensar en algo para lo que no hay una palabra que lo describa, por más que lo intentes no vas a conseguirlo. Esto se debe a que la principal puerta de acceso a la memoria es el lenguaje y varios de nosotros vamos por la vida sin ponernos a pensar en la maravillosa herramienta que es el lenguaje, si lo piensas un poco, absolutamente todo lo que pensamos lo expresamos con palabras, por lo tanto, algo que no puede ser expresado en palabras no puede existir en el pensamiento.  

Nuestro bellísimo idioma español está compuesto por aproximadamente cien mil palabras, es decir, que nuestra lengua tiene como mínimo cien mil conceptos y señalo como mínimo ya que el español es un lenguaje de los llamados equívocos, lo que significa que una palabra dependiendo del contexto y uso puede llegar a tener diferentes significados, esto quiere decir, que el universo mental de un hablante del español tiene cabida para miles y miles de conceptos.

En este punto cabría averiguar ¿Cuántas palabras el mexicano promedio utiliza en el transcurso de su vida?, la respuesta puede ser apabullante, ya que de los 0 a los 75 años que tiene de vida el ciudadano mexicano utiliza alrededor de 270 palabras, en las que claro están contenidas palabras como wey, chingada, etc. Con las que nos podemos referir a un sin número de cosas.

Ahora, como fichas de dominó hay que separar de ese minúsculo universo de 270 palabras, ¿cuántas son conceptos concretos?, es decir las que podemos tocar y ver como el agua, el coche, la piedra, por mencionar algunas; y ¿cuántas son conceptos abstractos?, es decir, palabras no tangibles como Dios, derechos humanos,, amor, etc. Y tristemente comprobaremos que la gran mayoría por no decir todas son conceptos concretos.

Lo triste de todo esto es que un entrenador experimentado puede enseñarle a un orangután o chimpancé gracias al lenguaje de señas un vocabulario de 3 mil palabras, esto si lo comparamos con la cantidad de palabras que utiliza el mexicano promedio es para irse de espaldas; sin embargo, el mexicano supera al orangután o chimpancé, con el uso de conceptos abstractos; lo que quiero decir, es que el pensamiento abstracto es exclusivo de la especie humana y esa es la diferencia fundamental entre los seres humanos y los animales, ya que un chimpancé no puede comprender conceptos como democracia, libertad, amor o Dios.

La palabra Dios independientemente del idioma en que se pronuncie, encierra uno de los conceptos más amplios, más complejos y me atrevo a decir más elaborados del pensamiento abstracto, pero si se la dices al ciudadano promedio te aseguro que vendrá a su mente la imagen de una persona con sandalias, túnica, barbas y cabello largo.

El grave problema que vive actualmente el género humano es que estamos acabando rápidamente con nuestro pensamiento abstracto y con ello nuestra HUMANIDAD. Pensar en cosas que no existen ha sido desde el principio la base de nuestra evolución.

También podría gustarte

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.